El grito sufrido de gol

Diario Gol | El Ciclón de Boedo con un gol de Román Martínez se lo ganó al Junior de Barranquilla. Este partido era fundamental para San Lorenzo y su director técnico Jorge Almirón, ya que están teniendo un paupérrimo desempeño en el torneo local.

Inicio desapercibido del local

Comenzando el partido el ataque cuervo fue comandado por el lado de Rentería, quien trato de molestar a la defensa rival. A los 6´ realizó un tiro cruzado al arco de Viera, que contó con intervenciones oportunas para su equipo.

Algo que preocupaba en el sector local era el poco dominio del balón, Junior manejó la redonda pero tampoco lastimó. La intención de San Lorenzo fue salir a jugar con paciencia y hacerlo con eficacia. Nuevamente a los 25´ Rentería participó en una importante acción, Damián Díaz lanzó un calculado centro para él pero Viera logró tapar y enviar la pelota al córner.

Llegando a media hora de juego los de Barranquilla quedaron con diez hombres. Fuentes dio un codazo a Damián Díaz cuando cubría el esférico cerca del lateral. El árbitro Arnaldo Samaniego decidió sacar la roja directa al colombiano. Aún con esta desventaja numérica, Junior continuó con la posesión. La visita hacía toques cortos y precisos pero no llegaba con peligro al área de San Lorenzo. Al llegar al final del primer tiempo Belluschi salió lastimado, en la complementaria ya no volvió por lo que resultó ser un esguince de rodilla en el lado derecho.

Gol de calidad para ganar

La segunda parte le vino mejor al Ciclón; una buena individual de Román Martínez a los 78 minutos, donde aprovechó para rematar con calidad y convertir el único gol de la noche.

Blandi también tuvo su chance para concretar el gol de la tranquilidad, pero al momento de definir no se apuró y la perdió. Fértoli igualmente registró un tiro al travesaño. El 1 a 0 final no reflejó con coherencia lo expuesto en el terreno de juego, claramente pudo haber más. Los locales acumulan cuatro unidades y quedan en el segundo lugar del grupo F, el mismo es liderado por el Palmeiras que suma seis.

La victoria en la noche de este miércoles corta en definitiva la mala racha que llevaba el equipo de Boedo. Desde noviembre del año pasado cuando Almirón llegaba al banco de San Lorenzo, que no ganaban los tres puntos en disputa. Ahora se le permitió en el ámbito internacional, habrá que ver como evoluciona el nivel de los azulgranas en los próximos cotejos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here